27 de marzo de 2008

La crecida del Ebro

Ebro. Riada. Riada. Ebro. Todo desemboca –y nunca mejor dicho- en el mismo sitio: en la Expo. ¿Se inundarán las obras? Nos preguntábamos ayer. –¡No!- nos respondían los comunicadores que trabajan para la Expo. –Bien- respondimos nosotros.
Hoy, tenemos que ver en un telediario nacional a un reportero con el agua por las rodillas dentro de alguna de las obras. -Entonces, el Ebro sí que ha inundado las obras de la Expo- hemos pensado.
Después de comprobar estos hechos, nos hacemos una pregunta: ¿Pasa algo por reconocer que hay obras afectadas? ¿No estaba todo previsto? La Expo está bien, es un proyecto interesante para Aragón, pero es como la canción del patio de mi casa: cuando llueve se moja como las demás, aunque algunos se empeñen en convencernos de lo contrario.

6 comentarios:

Alicia Calero Cervera dijo...

cuando zaragoza se convirtió en una exposición...

Ana Muñoz dijo...

señor maquinista, mi BBB ya está colgado.

oh! todo fluye! y nada permanece! panta rei! y nunca nos bañamos dos veces en el mismo río

Ana Muñoz dijo...

manda huevos... en fin.



punto 17-mejor blog periodístico ya está corregido. es lo que tiene copiar y pegar de octavio... que al final una carece de criterio propio.



muak.

REDACCIÓN ARAGÓN CONFIDENCIAL dijo...

Bajas el nivel, maquinista. Te falta garra. Descubre un nuevo blog en el que SI decimos lo que pasa, sin pelos en la lengua.
http://aragonconfidencial.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Joer con el confidencial...
Como las noticias de las que se entera sean tan certeras como su ortografía, va a ser la risa de la prensa aragonesa durante años.
¿cuál es el pasado de prever, redactor confidencial?

ARAGÓN CONFIDENCIAL dijo...

Corregido. ¿Ud. nunca ha oído hablar de los fallos informáticos? Hasta la mismísima Ana Rosa...