25 de abril de 2008

Crisis. Hambre.

Llámenlo como quieran. Desaceleración, frenazo o crisis. Lo cierto es que las cifras no engañan. Empezamos con una previsión de crecimiento del 3,3 por ciento. La rebajaron al 3,1 y ahora, la han dejado en el 2,3 por ciento. Así está la cosa. Algunos no entendemos mucho de esto, pero sí que notamos que nos cuestan más las cosas, que todo sube y que es más complicado llegar a fin de mes.
Fuera de nuestras fronteras empieza a haber una cierta psicosis con la economía. La gente está comprando arroz en grandes cantidades. Además, ha habido países que han anunciado que dejarán de cultivar cereales porque no les sale a cuenta. Vuelve a estar sobre la mesa el problema más importante de la humanidad en la actualidad. No, no es el cambio climático. Es el hambre.

2 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

acojonas (con perdón).

dos dedos dijo...

¿alguien se cree las previsiones del desgobierno?